Literatura-Poesía

6 de mayo de 2018

A mi madre. 6/05/2018



                                           A mi madre,
                                                        a su sonrisa repartida por el césped,
                                                        siempre a la espera de que nazca
                                                        una nueva rosa en su jardín.

GUARDIANA DE ROSAS

Vigilante, vigilando,
en espera de que la mañana
despierte a su ejército de pensamientos,
enredaderas y jazmines.

Vigilante, vigilando,
allá, a lo lejos, se le quedó prendido el sol
en la profundidad de las olas,
tú guardiana, atenta al nacimiento del día,
al saludo de los pétalos
al alegre canto de los pájaros.
Le digo adiós -cuando me marcho-
y se le vuela la sonrisa de azucena.

                                                     Juana J. Marín Saura

Poemario: Pagoda de diamantes (1988)



         

          

No hay comentarios:

Publicar un comentario